Camino de santiago Palas - Arzua

 

 

 

TRAZADO ETAPA PALAS DE REI (altitud 560 m) –ARZÚA (altitud 380 m)

 

 DISTANCIA: 28,5 KM. PUNTO MÁS ALTO: PALAS DE REI (560 m)

 

                En esta etapa predominan los descensos, pero nos encontraremos también algún repecho bastante exigente. En cuanto al firme del camino, hay varias zonas que (en épocas de lluvias) están bastante embarradas debido a la inundabilidad del camino, lo que dificulta el paso; en alguna de ellas están habilitadas pasarelas de piedra para salvar el problema.

 

                En cuanto al paisaje, seguimos con la alternancia entre tierras de labor y pasto, con frondosos bosques donde, cada vez más, se van imponiendo los bosques de eucaliptos típicos de algunas zonas cercanas a la costa gallega.

 

POBLACIONES A CRUZAR

 

KM 0: PALAS DE REI (560 m) – TODOS LOS SERVICIOS

  • ESCULTURA PEREGRINOS (J. NOVO)
  • RÍO ROXÁN

 

KM 3,5: SAN XIAO (XULIÁN) DO CAMIÑO (480 m) – BAR, ALBERGUE

  • IGLESIA ROMÁNICA
  • RÍO PAMBRE

 

KM 4,5: PONTECAMPAÑA (420 m) – ALBERGUE

 

KM 5,7: A CASANOVA (480 m) – BAR, ALBERGUE

  • REGO DO VILAR

 

KM 8,5: O COTO (470 m) – BAR, TIENDA

 

KM 9,2: LEBOREIRO (450 m)

  • CRUCEIRO
  • CABAZO
  • IGLESIA DE SANTA MARÍA
  • ANTIGUO HOSPITAL PEREGRINOS
  • RÍO SECO
  • PUENTE MEDIEVAL

 

KM 13: SAN XOÁN DE FURELOS (410 m) – BAR

  • RÍO FURELOS
  • PUENTE MEDIEVAL
  • CRUCEIRO
  • IGLESIA DE SAN JUAN

 

KM 15: MELIDE (450 m) – TODOS LOS SERVICIOS

  • ANTIGUO HOSPITAL DE PEREGRINOS
  • CONVENTO DE SANCTI SPIRITUS
  • CRUCEIRO DE MELIDE
  • CAPILLA DE SAN ROQUE
  • EDIFICIO DO CONCELLO
  • CAPILLA DE SAN ANTONIO
  • IGLESIA DE SANTA MARÍA
  • RÍO CATASOL

 

KM 20,5: BOENTE (400 m) – BAR, ALBERGUES

  • ARROYO DE VALVERDE
  • FONTE DA SALETA
  • IGLESIA DE SANTIAGO
  • RÍO BOENTE
  • HORNOS DE CAL

 

KM 22,7: CASTAÑEDA (420 m) – BAR, ALBERGUE

 

KM 26: RIBADISO DE ABAIXO (300 m) – BAR, ALBERGUE

  • RÍO ISO
  • HOSPITAL DE PEREGRINOS DE SAN ANTÓN

 

KM 28,5: ARZÚA (380 m) – TODOS LOS SERVICIOS

  • CAPILLA DE LA MAGDALENA

 

QUÉ NO DEBEMOS PERDERNOS

 

  • IGLESIA DE SANTA MARÍA DE LEBOREIRO:

Iglesia de estilo gótico, con ábside circular y motivos típicos del románico. En la portada principal posee un arco con arquivolta ojival y capiteles que representan basiliscos. En el tímpano se puede ver esculpida a la Virgen María sentada en un trono y coronada, sosteniendo al Niño Jesús, de pie sobre la pierna izquierda de su Madre, que lo sujeta con ambas manos. A los lados de la Virgen se contemplan dos figuras de ángeles con incensario y filacteria (cinta o papel enrollado con una leyenda).

También podemos contemplar un arco triunfal de medio punto (en el acceso al presbiterio), un Agnus Dei (con cordero y cruz acrótera) y varios canes (o canecillos, que son figuras que adornan los remates de las vigas que soportan las cornisas de una edificación) con figuras de cabezas humanas y animales, así como conchas de vieira.

Dentro de la iglesia también podemos observar una imagen similar a la del tímpano, en madera policromada del siglo XIV; pinturas murales (del siglo XVI) con representaciones de la flagelación de Jesús, el martirio de San Sebastián, la visitación de Santa Isabel a la Virgen María y restos de un Cristo crucificado, en la pared del arco triunfal.

  • PUENTE MEDIEVAL DE FURELOS

Data del siglo XII y es citado en los tumbos de Sobrado dos Monxes y fue parcialmente reformado en el siglo XVIII. Es, probablemente, el más bello puente de los que nos encontramos en el camino francés de Galicia. Está formado por cuatro arcos desiguales de medio punto, con alféizares de mampostería de la zona. Mide 50 m de largo.

  • CONVENTO DE SANCTI SPIRITUS

En Melide. Fundado en el siglo XIV, sufrió reformas en los siglos XV y XVIII. Fue antiguo convento de la Orden Tercera de San Francisco y actualmente es iglesia parroquial.

La reforma del siglo XV se hizo usando piedra del castillo de Melide (destruido durante las revueltas irmandiñas) y fue ordenada por el primer conde de Monterrey en el año 1.498, en memoria de su madre, Inés de Castro.

En su capilla mayor destacan los sepulcros de Inés de Castro y Leonor de Mendoza, de estilo gótico; y un retablo barroco de finales del siglo XVII de Francisco de Castro Canseco.

  • CRUCEIRO DE MELIDE

Varios autores, entre los que se encuentra Castelao, aseguran que es el cruceiro más antiguo de Galicia (probablemente del siglo XIV, sólo la parte superior) y se sitúa al lado de la capilla de San Roque. Representa, por un lado, a un Cristo sentado en su trono, coronado y con los brazos en alto, enseñando las llagas de sus manos y una tela cubriendo las piernas; y por el otro la escena de la Crucifixión (con dos figuras que pueden ser San Juan y la Virgen María) y una ¿flor de lis? (símbolo de la Orden de Santiago) en el centro de la cruz, encima de su cabeza. La base y la columna son de construcción reciente.

  • CAPILLA DE SAN ROQUE

En Melide. Se construyó en 1950 con restos de las iglesias medievales de San Pedro y San Roque. La portada principal es del siglo XIV, que pertenecía a la iglesia de San Pedro es una de las más bellas del arte medieval gallego. Está formada por 3 arquivoltas semicirculares de estilo gótico con bases altas, fustes pequeños y capiteles con motivos vegetales.

  • EDIFICIO DO CONCELLO

En Melide. Es un pazo barroco fundado en 1.671. También se conoce como La Colegiata ya que tuvo una finalidad docente en sus inicios, y como pazo del Marqués de Corvera (en el siglo XIX). Sólo se conserva la fachada, ya que el resto del edifico fue destruido.

  • CAPILLA DE SAN ANTONIO

En Melide. Está adosado y pertenece al pazo del edificio do concello. Es de planta rectangular con nave de medio cañón. La portada de la capilla es barroca y en el tímpano se puede contemplar el escudo del D. Mateo Segade, arzobispo fundador.

Se pueden contemplar dos estatuas de granito que datan del año 1.674, que representan a un caballero con vestimenta típica de la época (se trata de D. Antón Varela de Segade, primer patrón de la obra pía) y una figura arrodillada, en actitud orante (D. Mateo de Segade Bugueiro).

  • IGLESIA DE SANTA MARÍA

En Melide. Está cataloga como monumento nacional y está formada por una única nave con ábside semicircular en la cabecera, con ventana abocinada rematada por un arco de medio punto con capiteles de motivos vegetales (donde destacan las piñas del románico tardío), sobre fustes lisos.

En el interior podemos observar pinturas del siglo XVI, de las que destaca una Trinidad, querubines de alas extendidas con trompas y filactelias y los Apóstoles.

En el arco triunfal podemos contemplar basas con cabezas a modo de garras y capiteles decorados con elementos vegetales (el izquierdo). El derecho representa a un hombre entre dos monstruos de fauces abiertas, que lo sujetan por la cintura. Este arco estaba cerrado por la una reja románica de hierro.

La portada occidental presenta tres pares de columnas con arquivoltas de medio punto y capiteles con motivos vegetales y figurativos (lucha entre un león y un basilisco y dos aves de lagos picos con las cabezas vueltas).

  • IGLESIA DE SANTIAGO DE BOENTE

Construida en el siglo XII y reformada posteriormente. Conserva dos capiteles y un ventanal románico. En el interior encontramos una imagen de Santiago Peregrino

  • CAPILLA DE LA MAGDALENA

En Arzúa. Era la iglesia de un antiguo monasterio agustino, fundado en el siglo XIV, del que no se conserva ningún resto.

La entrada principal posee un arco de medio punto, sobre vano cuadrangular y está coronada por una espadaña de vano único.

Posee un retablo del siglo XVI del que sólo se conserva la pedrela y dos sepulcros, a los lados de la nave. También podemos observar algunas inscripciones en sus paredes.

 

DESCRIPCIÓN DE LA ETAPA

Topónimios | Espacios Naturales | Monumentos 

 

Comenzamos la etapa frente al concello de Palas de Rei, descendiendo por la Rúa do Peregrino, cruzamos la carretera por un paso de peatones y giramos a la derecha para seguir descendiendo por un camino enlosado que nos conduce de nuevo a la carretera, que debemos cruzar, para continuar por el camino que traíamos. Esta senda nos conduce hasta otra carretera por la que vamos a caminar durante un trecho. Un poco más adelante nos encontramos con una escultura reciente de dos peregrinos en actitud de baile (firmada por J Novo).

Volvemos a topar con la carretera nacional (habilitada con acera) por la que circularemos un rato, para girar a la derecha al final de ésta y caminar por un antiguo trazado (evitando pasar por un tramo sin arcén) cruzando el río Roxán. Al volver a la carretera encontramos un corto andadero que nos lleva hasta una pista que nos separa de la nacional y nos conduce hasta Carballal por una senda con mucha arboleda, que finaliza en la omnipresente nacional. Volvemos a atravesarla para seguir por un andadero hasta un área de descanso, ubicada en una antigua curva, y proseguir por una senda poblada de robles y eucaliptos, que en algunos tramos encontraremos bastante embarrada (en época de lluvias), teniendo que cruzar por una pasarela de piedras para no mojarnos.

Llegamos a San Xiao (Xulián) do Camiño donde vemos un sencillo cruceiro, así como una iglesia de estilo románico del siglo XII.

Siguiendo nuestra senda nos encontramos con el lugar de A Pallota un poco después cruzamos el río Pambre y llegamos a Pontecampaña, para comenzar un largo ascenso con firme irregular, hasta alcanzar A Casanova; en el último tramo caminamos por asfalto.

Abandonamos la aldea y nos desviamos a la izquierda por un camino que, después de cruzar el Rego do Vilar, nos llevará hasta Porto dos Bois (donde tuvo lugar, en el año 1.370, una encarnizada batalla entre Enrique de Trastámara y el Conde de Lemos. Éste último sufrió una severa derrota y tuvo que huir a Portugal). Proseguimos en ascensión hasta Campanilla, última aldea de la provincia de Lugo.

Caminamos ahora por asfalto para encontrarnos con la aldea de O Coto y, al dejarla atrás, giramos a la izquierda para dirigirnos a Leboreiro (que en la Edad Media se denominaba Campus Lepurarius, según el Códice Calixtino, debido a la cantidad de liebres que se encontraban en la zona). En esta población existía un hospital de peregrinos ya documentado en el siglo XII y rehabilitado por la familia Ulloa en el siglo XV; del que sólo se conservan dos paredes con el escudo de armas de esta familia. Delante del hospital podemos ver un cabeceiro de cesto (también llamado cabaceiro, cabazo, cabaza, etc. Es un gran canasto circular, con base de piedra y techo de paja, construido a base palos entrelazados para dejar circular el aire, que se utiliza para secar y guardar el maíz y otros cereales). Un poco más adelante está la iglesia de Santa María.

Abandonamos la aldea, para cruzar el río Seco por un precioso puente medieval cruzando, acto seguido, las aldeas de Discabo y a Madalena. A continuación, nos encontramos con un tramo que discurre por el centro de un polígono industrial. Se ha intentado suavizar, sin éxito, el paisaje con diferentes motivos ornamentales.

Proseguimos la ruta en paralelo a la carretera, divisando la villa de Melide al fondo. Llegamos a Furelos, a donde accedemos después de cruzar el río Furelos por un puente medieval del siglo XII. Cruzamos la aldea por un empedrado y pasamos al lado de un cruceiro del siglo XIV y de la iglesia de San Juan, y en su interior podemos contemplar una figura del Cristo en la cruz, con una mano desclavada y un interesante retablo. Al salir del pueblo seguimos el sendero que nos llevará hasta la carretera nacional.

A 300 m. giramos a la derecha para llegar a la preciosa iglesia de Santa María de Melide, catalogada como monumento nacional. En Melide también podemos visitar un antiguo hospital de peregrinos (donde actualmente se ubica el Museo da Terra de Melide), el convento de Sancti Spiritus, el edificio do concello (antiguamente La Colegiata y, posteriormente pazo del Marques de Corvera) la capilla de San Roque, la capilla de San Antonio, el cruceiro de Melide, … 

Seguimos nuestro camino hasta Carballal y cruzamos el río Catasol por una pasarela de piedras de granito, que debemos cruzar en fila india. Continuamos hasta Raído, ya en la nacional, y volvemos a desviarnos hacia Parabispo (primer núcleo del concello de Arzúa) para cruzar luego el arroyo de Valverde, ascender hasta A Peroxa y continuar hasta Boente, en la carretera nacional, donde vemos un cruceiro, la fuente de A Saleta y la iglesia de Santiago.

Seguimos el camino y bajamos por una pista para cruzar el río Boente y la aldea de A Brea. A continuación, nos tropezamos con una fuerte pendiente que debemos recorrer, pasando por una zona en la que se encontraban los antiguos hornos de cal, que era donde los peregrinos depositaban las piedras que transportaban desde Triacastela, para ayudar a la construcción de la Basílica del Apostol, costumbre que recoge el Códice Calixtino.

Seguimos la carretera hasta Castañeda y comenzamos el descenso hasta el arroyo Ribeiral, donde el camino vuelve a empinarse hasta el desvío a Doroña. Seguimos, ahora cuesta abajo, para toparnos el río Iso, que cruzamos por un puente medieval, y nos lleva hasta Ribadiso da Baixo donde nos encontramos el antiguo hospital de peregrinos de San Antón (restaurado como albergue público).

Nos encontramos ahora con una dura rampa que nos conduce a la nacional, dando un absurdo rodeo, para afrontar el último e interminable tramo en el que nos encontramos con las primeras casas de Arzúa y que nos lleva hasta nuestra meta.

 

FIN DE LA ETAPA

 

Transportamos tu coche en grúa, incluye SEGURO de carga, transporte y descarga.

Porque sabemos el cariño y los cuidados que dispensas a tu coche, lo guardamos en nuestro GARAJE PRIVADO y lo transportamos hasta Santiago, a tu llegada.

De esta forma evitas:

- Inconvenientes y preocupaciones por dejarlo a la intemperie.

- Que haga kilómetros innecesarios.

- Gastos adicionales de combustible y rodaje.

- Que sea conducido por personas que no conoces.

- Que, pasado un tiempo, puedas recibir alguna multa con retirada de puntos por exceso de velocidad, etc. en el trayecto de Sarria a Santiago.

Aprovecha que estás en el centro de Galicia y únete a la filosofía YAQUESTOY, reservando algún día adicional para disfrutar de esta tierra.