Camino de santiago Portomarín Palas de Rei

 

 

 

TRAZADO ETAPA PORTOMARÍN (altitud  380 m) – PALAS DE REY (altitud  560 m)

 DISTANCIA: 25 KM. PUNTO MÁS ALTO: LIGONDE (730 m.)

 

Nos espera otra etapa de subidas y bajadas. El paisaje sigue siendo el típico gallego, donde iremos alternando zonas de pradería y cultivos cercanas a las aldeas que visitaremos, con otras de bosque autóctono y pinares.

Esta etapa circula en bastantes tramos paralela a la carretera, que deberemos cruzar en varias ocasiones, pero tiene un sendero habilitado con bastante buen firme para que el peregrino pueda caminar sin problemas. En otros tramos circularemos por el arcén de una carretera asfaltada.

Debemos atravesar la Serra de Ligonde, que divide las cuencas del Miño y del Ulla, donde nos toparemos con la cota más alta de esta etapa (720 m).

 

POBLACIONES A CRUZAR

 

KM 0: PORTOMARÍN (380 m)– TODOS LOS SERVICIOS

  • HORREO (EN TOXIBO)

 

KM 8: GONZAR (550 m) – BAR. ALBERGUES

  • MERENDERO

  • IGLESIA DE SANTA MARÍA

 

KM 9,5: CASTROMAIOR (600 m) – PENSIÓN, BAR

  • IGLESIA DEL SIGLO XII

  • CASTRO CELTA

 

KM 12: HOSPITAL DA CRUZ (690 m)– BAR, ALBERGUE

 

KM 13,5: VENTAS DE NARÓN (710 m)– BAR, ALBERGUES

  • CAPILLA DE A MAGDALENA

  • SERRA DE LIGONDE (720 m)

 

KM 15,7: OS LAMEIROS (630 m)

  • PAZO O CASA BLASONADA

  • CAPILLA DE SAN MARCOS

  • CRUCEIRO DOS LAMEIROS

 

KM 16,5: LIGONDE (630 m) – BAR, ALBERGUES

  • CEMENTERIO DE PEREGRINOS

  • CASA DE CARNEIRO

 

KM 17,5: AIREXE (620 m) – BAR, ALBERGUE

  • RIO AIREXE

  • IGLESIA DE SANTIAGO

 

KM 19,5: PORTOS (580 m) – BAR, ALBERGUE

  • DESVÍO A VILAR DE DONAS

 

KM 20: LESTEDO (610 m) – BAR, ALBERGUE, TURISMO RURAL

  • O ROSARIO

  • MONTE SACRO

 

KM 25: PALAS DE REI (560 m) – TODOS LOS SERVICIOS

  • AREA RECREATIVA OS CHACOTES

  • IGLESIA DE SAN TRISO

  • CASTILLO DE PAMBRE

  • PAZO DA ULLOA

 

QUÉ NO DEBEMOS PERDERNOS

 

  • CASTRO DE CASTROMAIOR:

En Castromaior. Su configuración consta de un recinto principal, de forma circular y más elevado que el resto, al que se unen otros cuatro hacia el Este y otro más hacia el Oeste, formando plataformas delimitadas por murallas, empalizadas y fosos.

 Las primeras fechas confirmadas nos remiten a los siglos V y IV a C, que corresponden con las épocas de mayor esplendor del asentamiento. En estas fechas las casas eran de madera y elementos vegetales; posteriormente sufrió un gran incendio, a partir del cual se sustituyen los elementos de madera por piedra, y siguen siendo vegetales los techos. Las valoraciones arqueológicas nos dicen que fue habitado ininterrumpidamente desde la primera Edad de Hierro, hasta los contactos con el mundo romano; momento en el cual fue abandonado.

 

  • CAPILLA DE A MAGDALENA:

En Ventas de Narón. Está relacionada con un antiguo hospital de peregrinos que existía en el lugar. Es una única nave rectangular a dos aguas y muy sencilla. En la puerta de entrada aparece tallada la concha de vieira.

 

  • CRUCEIRO DOS LAMEIROS O DE LIGONDE:

En Ligonde. Es uno de los más conocidos del Camino de Santiago, pero mucha gente pasa a su lado sin reconocerlo. Está datado en el año 1670.

En la parte alta y en el frente, está representado un Cristo Crucificado; por la parte trasera se puede distinguir la Virgen de los Dolores, sosteniendo a Cristo en sus brazos (otra interpretación es que sea una maternidad, pero como está tan desgastado, no se distingue con claridad).

En la parte baja, en el frente se distingue una calavera con 2 huesos que simbolizan el triunfo sobre la muerte. En los laterales se pueden distinguir, de un lado escalera, clavos y tenaza; del otro la corona de espinas. Todo ello relacionado con la Pasión de Cristo

 

  • MONASTERIO E IGLESIA DE SAN SALVADOR DE VILAR DE DONAS:

Tomamos un desvío entre Portos y Lestedo. Fue un monasterio femenino relacionado con la familia Arias de Monterroso. En el año 1.184 fue donado a los caballeros de la Orden de Santiago, que se dedicaba a vigilar el Camino, y establecieron allí su priorato. También sirvió como cementerio de para sus caballeros más ilustres.

La construcción de la iglesia se finalizó a principios del siglo XIII (en el dintel del lado sur de la iglesia puede leerse la fecha de 1.224) y su planta es de cruz latina. Posee una espectacular portada y un antepórtico con tres vanos de medio punto con semicolumnas, capiteles labrados y guardapolvos.

La portada está adelantada con respecto al resto del muro. En la decoración podemos distinguir a un cantero con su maza y puntero, esculpiendo un motivo vegetal; un florón en el lateral (algunos expertos ven en esta representación las manos del Maestro Mateo, o alguien cercano a él). Tiene 5 arquivoltas decoradas con motivos vegetales muy elaborados. También aparecen figuras de serpientes y a un hombre arrodillado mostrando un libro abierto; así como ángeles, dragones y arpías (animal fabuloso con rostro de mujer y cuerpo de águila o ave de rapiña).

Los herrajes de la portada son los originales y representan delicados motivos terminados en ramificaciones, que son de singular belleza.

En el interior nos encontramos con una única nave con gran sensación de altura donde nos podemos encontrar Cruces de Malta, motivos vegetales y geométricos y, sobre todo, una serie de pinturas góticas que representan varias escenas que están protagonizadas por mujeres de apariencia melancólica.

También podemos encontrar un buen número de losas de sarcófagos, así como un sarcófago entero, pertenecientes a los miembros de la Orden de Santiago muertos en territorio gallego. Sus fechas abarcan desde el siglo XIV al XVII.

Fue declarada monumento nacional en 1931.

 

  • IGLESIA DE SAN TIRSO

En Palas de Rei. De la construcción original, que data del siglo XII, sólo se conserva la portada principal, que tiene un arco de medio punto con dos arquivoltas. Los dos pares de columnas tienen capiteles de hojas voluminosas, y el tímpano es completamente liso. En el interior, en la capilla mayor, encontraremos un retablo neoclásico.

 

  • CASTILLO DE PAMBRE

No está en nuestra ruta por el Camino de Santiago, pero es muy recomendable su visita, una vez llegues al final de etapa. Es uno de los castillos mejor conservados de Galicia, ya que se salvó de la destrucción durante las guerras irmandiñas. Su construcción data del siglo XIV y es de planta cuadrada con cuatro torres en las esquinas. La torre del homenaje está en el centro. Se eleva hasta los 11 m de altura y consta de 3 plantas. Todos los muros poseen almenas y matacanes (estructura sólida que se ubica en la parte alta de una fortificación y que sobresale por la parte exterior de ésta. Se usaba para atacar al enemigo en vertical y desde un lugar seguro). La muralla exterior tiene un grosor de entre 2 y 2,5 m; llegando a los 5 m en la entrada, donde podemos encontrar el escudo de armas de los Ulloa. Junto a esta entrada se encuentra la capilla de San Pedro, que data del siglo XII.

 

  • PAZOS DE ULLOA

No me refiero al libro escrito por Emilia Pardo Bazán, sino a los numerosos pazos, torres y casas blasonadas que podemos encontrar en un recorrido por la comarca, entre las que podemos destacar: La torre de Quindimil, el pazo de Campomaior, la casa-torre de Rouco, la casa de Baína, el Pazo de Ulloa, el de Vilamaior (donde se cree que residió la reina Doña Urraca), etc., que son una amplia representación del patrimonio civil medieval de la zona.

 

DESCRIPCIÓN DE LA ETAPA

Topónimios | Espacios Naturales | Monumentos 

Empezamos el camino en la plaza principal, delante de la iglesia de San Juan (o San Nicolás) y descendemos por la calle Chantada, bajo soportales, hacia la carretera comarcal. Mirando hacia la izquierda, tenemos unas preciosas vistas del embalse de Belesar (o de las ruinas del pueblo viejo y el antiguo cauce del Miño, si el nivel de las aguas nos lo permite). Cruzamos el Rego das Torres por un puente y continuamos el camino bordeando el Monte de San Antonio. Seguidamente ascendemos durante un buen trecho (aproximadamente 1 km) y luego nos topamos con un falso llano, para finalizar en descenso, en el arcén de la carretera que cruzaremos para ascender por una senda paralela a la misma, hasta llegar a la cerámica de ladrillos de Portomarín, donde volvemos a cruzar para tomar otro andadero similar al anterior.  Unos cientos de metros más adelante volvemos a cruzar la carretera y seguimos el camino hasta llegar a Toxibo, donde podemos contemplar un bonito hórreo de madera y piedra adornado con una cruz y un rosetón. Seguimos el camino paralelo a la carretera hasta que nos encontramos con un merendero, antes de llegar a Gonzar donde divisamos, a nuestra izquierda, la iglesia de Santa María.

 

Pasamos al lado de un bar y un albergue y unos metros más adelante giramos a la izquierda para tomar un camino que nos conduce a Castromaior, donde podemos encontrar una iglesia románica de arquitectura rural, de planta cuadrada y cubierta de pizarra a dos aguas.

Nos topamos ahora con una fuerte ascensión de casi 1 km para llegar hasta un desvío de la ruta principal que conduce hasta el Castro de Castromaior (aunque es opcional, merece la pena su visita).

 

No hace falta desandar el camino, ya que lo retomamos un poco más adelante, transitando por una senda paralela a la carretera, que cruzaremos varias veces, hasta llegar a Hospital da Cruz, donde encontramos un albergue. Debemos cruzar ahora la N-540 para seguir por el arcén de la C-535, hasta llegar a Ventas de Narón (antiguamente conocida como Sala Regina). Toda esta zona tuvo gran importancia en la época medieval, ya que era un importante centro comercial, con hospital de peregrinos, donde se reponían fuerzas antes de cruzar la Serra de Ligonde. También hay referencias de una batalla contra tropas árabes, a mediados del siglo IX. A la salida aparece una pequeña capilla.

 

Continuamos el ascenso por el arcén de la carretera, hasta encontrarnos con el indicador de la Serra de Ligonde. Comenzamos un largo tramo de descenso hasta la aldea de Previsa y 1 km más abajo encontramos la aldea de Os Lameiros donde se sitúa una casa blasonada (o pazo), la capilla de San Marcos y, un poco más adelante, el famoso cruceiro de Lameiros (del año 1.670).

 

Siguiendo el camino, llegamos hasta Ligonde (antiguamente denominada Ledegundi y que aparece mencionada en el año 956, en una escritura de donación realizada por el Conde Osorio Vestráriz), pasando al lado una cruz que señala un antiguo cementerio de peregrinos. También nos encontramos la Casa de Carneiro, donde un cartel nos indica que tuvo como huéspedes ilustres a Carlos V (en el año 1.520, durante su viaje para ser coronado emperador) y a Felipe II (en 1.554, cuando se dirigía a A Coruña para casarse con María Tudor).

 

Caminamos ahora por una senda que nos lleva hasta un puente que cruza el río de Airexe, ascendiendo hasta la aldea de Airexe; este topónimo (airexe, eirexe, igrexa, …) indica que existe una iglesia en sus alrededores, que nos encontraremos algo apartada, a la izquierda del camino. Es la iglesia de Santiago, una construcción de origen románico (del que sólo se conserva un arco triunfal en la portada) y reformada en estilo neoclásico. Tiene la imagen de un Santiago peregrino en el altar.

 

Seguimos por el arcén hasta alcanzar la aldea de Portos, que ya pertenece al concello de Palas de Rei, y en breve aparece el desvío hacia Vilar de Donas (lugar importante en la edad media y donde no te debes perder la iglesia de San Salvador).

 

Volvemos a nuestra ruta para llegar a Lestedo, subimos hasta Os Valos y bajamos a la aldea de A Mamurria, seguimos hasta A Brea, donde dejamos el asfalto y pasamos por Avenostre, para llegar a O Rosario (donde los peregrinos rezaban el Santo Rosario en la falda del Monte Sacro). En este monte cuenta la leyenda que los discípulos del Apóstol domaron a unos toros bravos que pastaban en sus laderas, para trasladar los restos del santo.

 

Caminamos medio kilómetro para encontrarnos el área recreativa de Os Chacotes y un albergue; y llegamos a Palas de Rei para visitar la iglesia de San Tirso.

 

Acabamos la etapa en la Plaza do Concello.     

Transportamos tu coche en grúa, incluye SEGURO de carga, transporte y descarga.

Porque sabemos el cariño y los cuidados que dispensas a tu coche, lo guardamos en nuestro GARAJE PRIVADO y lo transportamos hasta Santiago, a tu llegada.

De esta forma evitas:

- Inconvenientes y preocupaciones por dejarlo a la intemperie.

- Que haga kilómetros innecesarios.

- Gastos adicionales de combustible y rodaje.

- Que sea conducido por personas que no conoces.

- Que, pasado un tiempo, puedas recibir alguna multa con retirada de puntos por exceso de velocidad, etc. en el trayecto de Sarria a Santiago.

Aprovecha que estás en el centro de Galicia y únete a la filosofía YAQUESTOY, reservando algún día adicional para disfrutar de esta tierra.