LEYENDA DE SAN ANDRÉS DE TEIXIDO

 

 

Transportamos tu coche en grúa, incluye SEGURO de carga, transporte y descarga.

Porque sabemos el cariño y los cuidados que dispensas a tu coche, lo guardamos en nuestro GARAJE PRIVADO y lo transportamos hasta Santiago, a tu llegada.

De esta forma evitas:

- Inconvenientes y preocupaciones por dejarlo a la intemperie.

- Que haga kilómetros innecesarios.

- Gastos adicionales de combustible y rodaje.

- Que sea conducido por personas que no conoces.

- Que, pasado un tiempo, puedas recibir alguna multa con retirada de puntos por exceso de velocidad, etc. en el trayecto de Sarria a Santiago.

Aprovecha que estás en el centro de Galicia y únete a la filosofía YAQUESTOY, reservando algún día adicional para disfrutar de esta tierra.

Cuenta la leyenda que San Andrés embarrancó en los acantilados de esta zona del norte de Galicia, convirtiéndose su barca en una roca (hay un peñasco en forma de barca invertida que encontramos frente a la costa que los habitantes llaman A barca de San Andrés). En compensación, Dios le concedió este santuario.

 

También se cuenta que el santo estaba muy triste ya que su templo estaba siempre solitario, por más milagros que hiciera, mientras que el de Santiago estaba rebosante de peregrinos y creyentes; motivo por el cual pidió ayuda al Señor, que, al verle tan afligido y desanimado, le prometió que a su templo tendrían que acudir todos los mortales. Y aquel que no lo hiciera de vivo, lo haría después de su muerte, reencarnado en algún animal reptante.

 

De aquí sale el dicho gallego: “San Andrés de Teixido, vai de morto quen non foi de vivo” (va de muerto el que no ha ido de vivo).