OTROS SERES BOSQUES GALLEGOS

 

 

Transportamos tu coche en grúa, incluye SEGURO de carga, transporte y descarga.

Porque sabemos el cariño y los cuidados que dispensas a tu coche, lo guardamos en nuestro GARAJE PRIVADO y lo transportamos hasta Santiago, a tu llegada.

De esta forma evitas:

- Inconvenientes y preocupaciones por dejarlo a la intemperie.

- Que haga kilómetros innecesarios.

- Gastos adicionales de combustible y rodaje.

- Que sea conducido por personas que no conoces.

- Que, pasado un tiempo, puedas recibir alguna multa con retirada de puntos por exceso de velocidad, etc. en el trayecto de Sarria a Santiago.

Aprovecha que estás en el centro de Galicia y únete a la filosofía YAQUESTOY, reservando algún día adicional para disfrutar de esta tierra.

·         DONAS O MOURAS: Mujeres muy bellas que viven en las fuentes o en las ruinas de los antiguos pazos o castros celtas. Acostumbran a  llevar largos vestidos de color blanco y sus cabellos son rubios, con la tez muy blanca y los ojos azules (rasgos nórdicos). Suelen aparecerse al lado de fuentes o corrientes de agua, peinándose con un peine de oro y en actitud de espera,

 

Pueden ofrecer grandes riquezas al caminante que se tropieza con ellas, sometiéndolo a una prueba. También pueden aparecerse a personas afligidas o con problemas, para concederles algún favor. Son espíritus buenos.

 

·         MOUROS: Son seres de gran tamaño (en algunas zonas se dice que son antropófagos) y que poseen gran fuerza. Viven bajo tierra (si golpean el suelo con un pie, la tierra se abre) en suntuosos palacios y que atesoran grandes riquezas. No debemos confundirlos con los moros (personas de raza árabe). En todas las zonas de Galicia existen historias de grandes tesoros enterrados, normalmente cerca de un castro o una mámoa (monumento funerario celta). De hecho, como en alguno de estos sitios se encontraron tesoros celtas enterrados con multitud de piezas de oro (como en el castro de Caldas do Rei), se desató en Galicia una "fiebre del oro" que consistía en excavar en cualquier sitio donde hubiera alguno de estos restos.

Mi bisabuela me contaba que existía un cordón de oro que iba desde la "Croa do Toural"  (una colina en la que probablemente hubo un castro celta) hasta el "Pozo Grande de Pías" (una sima muy profunda en el río Loio), donde los mouros habían escondido un gran tesoro; y que incluso hubo gente que intentó conseguirlo descendiendo al fondo atados con "adibales" (sogas de gran longitud) o desecando el río, pero fue imposible.

·         MEIGAS: Quien no ha oído alguna vez: “eu non creo nas meigas, pero haberlas, hailas”.

Es una de las figuras más arraigadas en las creencias del rural gallego y su principal función es “enmeigar”, hacer sufrir y provocar el mal en personas y animales. Se cree que la meiga tiene la potestad de dominar a las personas, hacerlas enfermar e incluso llevarlas a la locura; también pueden destruir el fruto en los campos o la pesca.

Hay muchas expresiones en gallego que se refieren a ellas, sobre todo para indicar épocas de mala suerte (Parece que me mirou unha meiga, votoume mal de ollo, parece cousa de meigas, meigas fora, etc.)

Su única intención es hacer el mal por el mal (debido a su pacto con el diablo) y su forma de actuar es “envidiando” o “aojando” a las personas y a sus posesiones, sobre todo animales. Según Carmelo Lisón, envidia puede definirse como “una mala idea o mal pensamiento siempre intencional, o una voluntad perversa junto con una emotividad que consiste en puro deseo de mal, el querer hacer el mal por el mal, de forma gratuita y satánicamente. Su objetivo puede ser también la venganza por agravios reales o supuestos”.

 

Es tal la creencia en estas figuras (entre las que, como buen gallego, me encuentro; posiblemente por la cantidad de historias que me han contado de pequeño) que puedo afirmar, sin miedo a equivocarme, que por todos los pueblos y aldeas por los que pases durante tu camino podrás encontrar múltiples ejemplos de lo que una meiga es capaz de hacer, así como múltiples remedios si estás “enmeigado”.

 

·         BRUXAS: Debido a que la traducción al castellano tanto de “meiga” como de “bruxa” es bruja, se tiende a pensar que las 2 acepciones son lo mismo; pero nada más lejos de la realidad, ya que son extremos casi opuestos. Una bruxa es a quién acudirás si estas enmeigado y ella sabrá el remedio para poder contrarrestarlo a base de conjuros, pócimas e invocaciones a poderes ocultos. Una bruxa siempre es una portadora del bien, aunque posee los conocimientos para poder hacer el mal.

 

Siguiendo el ejemplo anterior, también puedo afirmar que en cada aldea que visites, o en alguna de los alrededores, existe una mujer (normalmente de edad avanzada) que tiene los conocimientos para contrarrestar a una meiga, así como para fabricar remedios caseros para diferentes dolencias, tanto del cuerpo como del espíritu. Pero a esta figura te será mucho más difícil de encontrar ya que los lugareños nunca te van a hablar de ella hasta que no tengan la suficiente confianza.

 

·         TRASNOS: Traviesos duendes nocturnos que se dedican a esconder cosas y revolver en las casas. Son de pequeño tamaño y con barba larga, pueden llevar sotana, un gorro rojo o cuernos, también se dice que tienen un agujero en la mano izquierda. Hay descripciones que referencian con patas de cabra, muy parecidos a los Sátiros de la mitología clásica. 

 

Para tenerlos entretenidos y que no enreden en vuestras pertenencias durante la noche, lo mejor es esparcir granos de cereales (trigo, maíz, cebada, etc.) alrededor de donde vais a dormir, ya que no son muy listos y pasarán toda la noche tratando de recogerlos y contándolos (como sólo saben contar hasta 3 o 5, según las zonas, se perderán y pasarán la noche entretenidos o se irán enfadados).

 

·         TARDOS: Son parecidos a los trasnos, pero más malévolos. Se suelen representar como seres de pequeño tamaño, con muchos dientes y peludos,de color verde y con barba; visten ropa vieja y suelen llevar un gorro rojo y una pequeña espada. Se sientan en el pecho de personas que están dormidas y les provocan terribles pesadillas y fuertes dolores en el estómago y en el pecho.

 

Si has pasado una mala noche probablemente fue por culpa de un tardo. Para que no te vuelva a pasar, debes hacer lo mismo que con un trasno. Si no tienes cereales, te pueden servir migas de pan, pero recuerda que tienes que poner bastantes.

 

·         DIAÑOS: Son pequeños demonios o duendes burlones que se dedican a asustar a los caminantes o a desorientarlos en su camino. Pueden adoptar la forma de cualquier animal o incluso de persona (bebé). También pueden crear fenómenos como sonidos y luces misteriosas para atemorizar al peregrino.

 

No te fíes si te aparece un burro o un caballo muy dócil que te ofrece su montura (ya que acabarás con la cabeza metida en algún río o con los pantalones quemados), o un cabritillo todo mojado y aterido de frío (ya que cuando consigas secarlo después de un gran esfuerzo, se marchará haciéndote burlas)

 

·         SERPE: Serpiente alada, con el cuerpo recubierto de escamas y los ojos color rojo fuego. Su principal cometido suele ser el de vigilar un tesoro. Suelen vivir en cuevas, bosques frondosos y cerca de fuentes o corrientes de agua y se alimenta de seres humanos, tanto vivos como muertos. Su único punto débil es la garganta.

 

Si escuchas un terrible silbido, escóndete lo más rápido posible y piensa que cerca debe de haber un gran tesoro, siempre y cuando acabes antes con la serpe, claro.

 

·         OLLÁPAROS: Son una especie de cíclopes (gigantes con un solo ojo) que viven sobre todo en las montañas de Lugo y se alimentan de carne humana, lo que más les gustan son los niños. Las hembras son todavía peores que los machos. Viven en cuevas apartadas.

Aquí no tengo ninguna recomendación que hacer, ya que si te encuentras con uno lo mejor que puedes hacer es poner pies en polvorosa. Recuerda que, como sólo tienen un ojo, su visión no es muy buena.

·         También existen otras criaturas como los LOBISOMES (hombres lobo), las FADAS (por todos conocidas, las hadas y pueden ser buenas o malignas), los XARCIOS (criaturas acuáticas con forma humana y cola de pez o de lagarto, que habitan los ríos y que intentan seducir a las chicas que se acercan a sus orillas), el NUBEIRO ( hombre barbudo, andrajoso, desaliñado y muy peludo que controla el clima y es el responsable de las tormentas, granizo y todos los cambios bruscos del clima), ...